7 Tendencias del Futuro

By in
427
7 Tendencias del Futuro

1. CIBERSEGURIDAD

La preocupación por la seguridad de los datos corporativos se materializa en crecientes inversiones para protegerlos: en 2016 las empresas de todo el mundo destinaron 60.000 millones de euros a mejorar sus sistemas de seguridad digital y en 2020 alcanzarán los 150.000 millones, según Gartner. Una tendencia que se refuerza por el nuevo reglamento europeo que entrará en vigor en 2018, que obliga a todas las empresas a poner la ciberseguridad como prioridad. Por ejemplo, obligando a las empresas a comunicar cualquier incidencia o fuga de datos que se produzca en sus sistemas. ¿Cómo aprovechar el tirón como emprendedor? Los campos son infinitos. Por un lado, aumenta la necesidad de desarrollar sistemas de protección para los ciberataques. Proyectos de auditorías de seguridad y hacking ético (especialistas en detectar posibles fallos de sistema que pueden aprovechar los hackers). Desarrollos de software de ciberseguridad o ciberinteligencia. Un mercado en el que está, por ejemplo, Buguroo, que ha creado un software para ayudar a los auditores de seguridad a realizar su trabajo en menos tiempo y en el que, según sus fundadores, queda mucho margen de innovación, ya que los productos se tienen que reinventar y adaptar continuamente para afrontar los nuevos métodos que utilizan los ciberdelincuentes.

2. LA NUEVA ECONOMÍA COLABORATIVA

La economía colaborativa sigue ganando adeptos entre los consumidores, a pesar de los muchos conflictos legales que algunas de estas plataformas están teniendo en todo el mundo. Polémicas al margen, el sector crecerá de forma imparable en los próximos años. Según PWC, pasará de los 15.000 millones de euros actuales a facturar 335.000 millones en 2025.

Un crecimiento en el que tendrá mucho que ver la creación de nuevas propuestas de valor como la que propone abajo BeMyEye: colaboración de particulares con empresas. Pero también los proyectos de colaboración entre empresas y profesionales. Por ejemplo, plataformas que faciliten la colaboración en la cadena de suministro y distribución para reducir el impacto ambiental, compartir datos para conseguir una visión más completa sobre el futuro comportamiento del consumidor o compartir tecnología, por la necesidad de estar al día en un mercado en constante evolución… Un ejemplo de esta tendencia lo vemos en el coliving, una forma de vida y trabajo colaborativo que llega de Estados Unidos y que se basa en compartir alojamiento entre profesionales (generalmente procedentes del entorno de la tecnología) para compartir conocimiento y quizás desarrollar juntos algún proyecto.

3. NUEVO CONTENIDO DE MARCA

La especialización en marketing de contenidos sigue siendo una oportunidad, porque hay menos competencia que en las tradicionales agencias de marketing online. Y es una tendencia que llegó para quedarse. Los contenidos propios creados por las marcas ayudan a conectar mejor con el consumidor que los tradicionales mensajes publicitarios. Y la necesidad de atraer su atención les lleva a buscar nuevos formatos para acercarse a ellos, como los podcast y los documentales de marca.

4. CONECTIVIDAD

El tráfico de datos por los teléfonos inteligentes se multiplican a ritmo agigantado. Las redes que tenemos ahora no lo soportan. Vamos hacia un cambio tecnológico que nos permitirá conectar muchos más dispositivos de los que tenemos ahora.

Hay que cambiar el modelo y, en lugar de tener una antena en cada 10 edificios, vamos a tenerlas mucho más pequeñitas, que den un alcance menor, pero con más capacidad de absorber usuarios de forma local. Esto es lo que trae el 5G, vendrán operadores y no operadores y pondrán antenas de frecuencia más alta y menos potencia.

5. SALUD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

Dentro de la alimentación sostenible se incluye cualquier innovación que ayude a mejorar el rendimiento de las plantaciones agrícolas.

Hay ya tecnologías que permiten cultivos en el desierto o en jardines verticales, que precisan un cuidado muy específico. otra línea es avanzar en la trazabilidad de los cultivos. Una tendencia que responde a la creciente necesidad de los usuarios de tener mayor conocimiento de lo que comen y a las exigencias de sostenibilidad, ya que el uso de productos fitosanitarios puede provocar la contaminación del suelo y el agua.

6. SMART CITIES

El 60% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050, un reto que genera oportunidades para las empresas que trabajan en la sensorización de las ciudades y la creación de nuevas tecnologías para lo que se denomina smart cities o gestión inteligente de las ciudades.

Hay oportunidades en soluciones que faciliten la gestión de residuos, del alumbrado público, del agua, de la movilidad, la reducción de ruidos, entre otros, proveyendo de datos que permitan tomar decisiones en tiempo real según las necesidades del momento.

7. COCHES CONECTADOS

Una buena idea de lo que cambian los mercados con el uso del internet de las cosas y el big data nos la da la industria del automóvil. En pocos años, los coches se van a convertir en un gadget más gracias al uso de sensores y nuevos softwares de navegación que nos permitirán saber de forma anticipada qué piezas se están desgastando o pueden fallar. Además, las empresas de seguros podrán trazar perfiles de los conductores y diseñar precios personalizados en función de la tipología del conductor: si es agresivo, cuántos kilómetros hace, qué recorridos realiza habitualmente…están surgiendo, en definitiva, oportunidades para startups que sean capaces de dar respuesta a estas exigencia del mercado. También para las que sean capaces de desarrollar aplicaciones que conecten los coches con servicios de emergencia para mejorar la seguridad en las carreteras. Y quien dice la industria del automóvil dice cualquier industria y/o proceso de producción que quiera realizar un mantenimiento preventivo.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)
One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *